In Flux

Harley Weir, Emine Gozde Sevim, Nigel Swann, José Pedro Cortes, Sergiy Lebedynskyy & Vladyslav Krasnoshchok

Exposición colectiva comisariada por Shoair Mavlian y Monica Allende

La exposición In Flux fue concebida como respuesta a la crisis griega y se inauguró en el verano de 2015 en medio del mayor éxodo de refugiados vivido desde la Segunda Guerra Mundial. La muestra tuvo como objetivo destacar la naturaleza, fluida y transicional, de la sociedad contemporánea y el actual estado de incertidumbre en el que nos encontramos. Durante el siguiente año se produjo una escalada de la crisis de refugiados y el imprevisto referéndum en el que Gran Bretaña votó a favor de abandonar la Unión Europea. En 2017 seguimos inmersos en dicho estado de incertidumbre y es hora de hacer balance y cuestionarnos el estado actual de la UE.

In Flux reúne a seis artistas cuyo trabajo explora la fragilidad incrustada en las estructuras internacionales, la rapidez con la que pueden ser desmanteladas y la llegada inminente del cambio. Centrándose principalmente en Europa y los vecinos que se encuentran en la periferia de la Unión Europea, y que desde hace tiempo forman parte del diálogo europeo, la muestra tiene en cuenta el actual clima social, político y económico en un intento de hacer balance y presentar diferentes formas en que los artistas han respondido a estas circunstancias tan variables.

La exposición se centra en temas como la documentación física de las fronteras y el paisaje de Europa, la complicada relación entre Este y Oeste, momentos de protesta y resistencia, la migración y la crisis de los refugiados; sucesos sutiles y drásticos al mismo tiempo. La muestra incluye el trabajo de José Pedro Cortes sobre la decadente y descuidada costa europea así como la obra de Nigel Swann sobre la frontera de Irlanda del Norte, cuestionando la posibilidad de desplazar las fronteras después del Brexit. El dúo ucraniano formado por Sergiy Lebedynskyy y Vladyslav Krasnoshchok, presente en las explosivas protestas de la Plaza Maidan de Kiev en 2014, captura momentos de alzamiento en la periferia de Europa. El trabajo de Emine Gozde Sevim es similar, navegando en la vida del cada vez más inestable centro de Estambul y el de Harley Weir llama la atención sobre la crisis de refugiados que predomina en toda Europa.

El título de la exposición adquiere un doble significado: In Flux no sólo se refiere al estado actual de transición, sino que abarca también el flujo de personas que con sus viajes y experiencias están cambiando y remodelando nuestro paisaje actual.


HARLEY WEIR, Homes
Reino Unido, 1988

Las fotografías de Homes –realizadas entre el 17 y el 28 de octubre de 2016 en los campamentos de refugiados e inmigrantes de Calais– fueron tomadas antes y durante la desocupación de este asentamiento provisional. Las imágenes de Weir dan testimonio de la humanidad y el ingenio de aquellos que viven allí, construyendo lo doméstico y lo familiar en un contexto de desplazamiento. La autora nos muestra las casas y los espacios privados del campamento, evidenciando los pequeños espacios de humanidad que resisten en este contexto.

Los beneficios de la publicación del libro Homes serán donados a La Cimade, una organización benéfica francesa comprometida con la protección y la defensa de los derechos humanos de los refugiados y los inmigrantes.


EMINE GOZDE SEVIM, 
Homeland Delirium
Turquía, 1985

El reciente proyecto de Emine Gozde Sevim, Homeland Delirium (2013), trata de captar el sentimiento que rodeó las protestas del Parque Taksim Gezi en Estambul en 2013. Aunque las imágenes son documentales y no están escenificadas, la calidad cinematográfica de la obra genera una sensación ‘como de otro mundo’ debido al marcado contraste entre éstas y las imágenes de protestas que estamos acostumbrados a ver en los medios generalistas. La obra yuxtapone lo cotidiano con los momentos de caos, creando así confusión entre verdad y ficción, lo que da lugar a una narración alternativa de la vida cotidiana durante un periodo de conflicto.


NIGEL SWANN, Borderlands
Irlanda del Norte, 1962

Nigel Swann nació en el condado de Armagh, en Irlanda del Norte, y desde finales de los años 90 ha vivido en el condado de Louth, en Irlanda. Ambos condados se encuentran en zonas fronterizas de cada región –fuertemente militarizadas durante el conflicto de Irlanda del Norte–, fronteras invisibles y sin fricciones después de la firma del Acuerdo del Viernes Santo en 1998.

Tras el anuncio del Brexit, Swann emprendió un proyecto fotográfico para documentar dichas regiones basando su investigación en dos componentes: “el paisaje y la memoria” y los “genius loci”, figuras de la mitología romana que encarnan el espíritu protector de un lugar. Su proyecto documenta los restos que permanecen visibles en esta suerte de paisaje-palimpsesto: ecos de situaciones y sentimientos previos que hablan del actual clima político.


JOSÉ PEDRO CORTES, Costa
Portugal, 1976

La serie Costa parece post apocalíptica, descolorida, como si todo estuviese muriendo lentamente bajo el calor de un sol abrasador. Sin embargo documenta un suburbio playero a sólo 14 kilómetros al sur de Lisboa llamado Costa da Caparica, cuyas playas son muy visitadas. Pero es también una zona de precariedad en la que la economía del ocio y las políticas de regeneración urbana no han sido lo suficientemente eficaces para eliminar la vulnerabilidad social, arquitectónica y ambiental.

Las imágenes sugieren un viaje físico y mental y, en palabras de Cortes, “hablan de esa franja que existe entre el último alcance de la civilización y la playa. Cabañas, restos de casas, suciedad dejada por la marea, aglomeración de viviendas y calles anodinas, un lugar periférico… Una zona fronteriza desfigurada por el tiempo y por la voluntad anárquica del hombre”.


SERGIY LEBEDYNSKYY & VLADYSLAV KRASNOSHCHOK, Euromaidan
Ucrania, 1982 & 1980

El 19 de enero de 2014 una protesta pacífica de ucranianos –partidarios de la integración de Ucrania en la Unión Europea– se convirtió en el posible comienzo de una guerra civil. Los sucesos se intensificaron rápidamente con explosiones, secuestros de personas y actos de tortura por parte del régimen dictatorial. Fue entonces cuando Lebedynskyy y Krasnoshchok decidieron viajar a Kiev para documentar las protestas.

El proyecto Euromaidan representa la agitación sin precedentes que estalló en varias áreas de los márgenes de Europa. En los meses que siguieron a las protestas de Kiev, Lebedynskyy y Krasnoshchok siguieron los disturbios, esta vez llevando sus cámaras a la región pro-rusa de Donbass en el este de Ucrania. Este conflicto continúa en curso sin ser denunciado en los medios de comunicación occidentales a pesar de su ubicación relativamente cercana a la periferia de Europa.

 

Instalación

Harley Weir

Emine Gozde Sevim

Nigel Swann

José Pedro Cortes

Sergiy Lebedynskyy & Vladyslav Krasnoshchok